Las portadas de la vergüenza de 2013

El periodismo de pacotilla vive un gran momento. ¿Alguien lo duda? En los últimos tiempos he observado con estupor ejemplos flagrantes de mala praxis periodística, casos que se pasan por el forro el código deontológico entero, que abogan por el todo vale, que sirven a las ideas y no a los hechos y que apelan al morbo y a los sentidos más bajos. ¿Queréis ejemplos?

Os presento las cinco portadas de la vergüenza, cinco casos – no son los únicos, de eso estoy segura – que han contribuido a lo largo de 2013 a manchar el buen nombre del periodismo y a hundir más si cabe su maltrecha reputación.

Portada La Gaceta - Jaime Ostos

1 – Portada de La Gaceta del 17 de julio de 2013: “Los médicos prefirieron firmar mi defunción antes que mancharse las manos de sangre”. Echadle un vistazo a la portada. ¿Impresiona, a que sí? Por desagradable, explícita, innecesaria. Hablamos en realidad de su fotografía principal en la que vemos al torero Jaime Ostos con los pantalones bajados, sin ropa interior, cogiéndose sus partes con una mano para enseñarnos la cicatriz que le dejó una cogida en Tarazona de la que se cumplía el 50 aniversario. Si con ello querían dar que hablar sin duda lo han conseguido. No sólo por la desafortunada elección de la fotografía sino porque la entrevista en cuestión a Ostos fue para este periódico la noticia destacada del día, dejando en un segundo lugar hechos relevantes de la actualidad como el caso Bárcenas.

 Portada ABC - El maquinista alardeaba de su gusto por la velocidad2 – Portada de ABC del 26 de julio de 2013: “El maquinista alardeaba de su gusto por la velocidad” – Muchos recordaréis los comentarios que el maquinista del tren siniestrado en Santiago publicó en su Facebook un año antes del fatal accidente y con los que presumía de circular a 200 kilómetros por hora. Como explicó en su día el periodista de El Mundo Manuel Jabois, se trata de comentarios realizados en tono de broma, que en realidad – pese a que a simple vista resultan molestos si pensamos en lo sucedido –  no tienen mayor trascendencia teniendo en cuenta que circular a esa velocidad no es sólo lo normal sino una obligación en este tipo de líneas a excepción de los tramos con curvas peligrosas.

Así pues, tales comentarios fuera de este contexto e impresos junto a una enorme fotografía con la cara de dolor de un padre que ha perdido a su hijo suponen un ejemplo de manipulación informativa – da a entender que el amor por la velocidad del maquinista es lo que ha provocado la masacre – y de linchamiento en toda regla contra el conductor del tren. No es función de los periodistas condenar a una persona y en este caso lo hicieron cuando todavía no habían transcurrido ni 24 horas del accidente y no se habían esclarecido los hechos. ¿Dónde está la presunción de inocencia o el derecho de honor de esta persona?

La Razón - No me diga que vive en este barrio el maquinista

 3 – Portada de La Razón del 27 de julio de 2013: “No me diga que vive en este barrio el maquinista” – Seguimos con el mismo protagonista, al que demonizaron no pocos medios de comunicación. En esta ocasión el periodista en su afán por descubrir algún detalle de la vida del maquinista se desplaza hasta su residencia y relata los “interesantes” y “clarificadores” comentarios de los vecinos. El resultado es un reportaje amarillista en su estado más puro, empezando por su titular, pasando por la fotografía que lo acompaña y acabando por cada una de las declaraciones que contiene. Si os fijáis, no aporta ningún tipo de información de interés. Ni el más mínimo.

¿Y qué si un vecino no sabía que en ese barrio vivía el maquinista? ¿O de que otro vecino lo conociera de cara? ¿Os parece interesante que otro diga que en el edificio ya no debía de vivir casi nadie? Y por otro lado ¿qué necesidad había de publicar la imagen de su vivienda? ¿Para qué? En definitiva, el reportaje es un paso más en el proceso de lapidación pública que se llevó a cabo contra este hombre. Poco importaba que no se diera información, el objetivo era seguir hablando de él, seguir señalándolo con el dedo y ahondar más si cabe en la herida. Muy lamentable.

 Última hora - La masacre en Egipto desviará a miles de turistas hacia Baleares4 – Portada de Última Hora del 17 de agosto de 2013: “La masacre en Egipto desviará a miles de turistas hacia Balears”.

Sí, habéis leído bien. Sólo falta que el periodista añada ¡hip, hip, hurra! Aunque la realidad pueda ser así, este titular demuestra una falta de sensibilidad total. El rotativo pone el acento en la dimensión económica del asunto despreciando al mismo tiempo el drama personal y humano de los egipcios. En fin, otro titular para olvidar.

Ideal de Granada

5 – Portada de Ideal del 19 de septiembre de 2013: “Grave tras ser arrollado en la N- 340”. De nuevo la fotografía centra nuestra atención al mostrarnos a una persona debajo de un coche después de sufrir un atropello. Otro ejemplo de falta de sensibilidad y respeto hacia la víctima, que para más INRI es un menor, además de vulnerar su derecho a la intimidad. La misma FAPE manifestó que la noticia infringía el código deontológico al concluir que su objetivo no era el de informar sino el de impactar con esta imagen.

Esta es mi particular lista de despropósitos periodísticos de 2013, una lista incompleta que os animo a engordar con otros horrores del periodismo que haberlos los ha habido en este año que ha concluido. Sí, señores, es una pena: el periodismo de pacotilla campa a sus anchas.

Wall Street Journal nos sorprende con su viaje fotográfico por 2013

Nueva Delhi - Escuela bajo un puente por Altaf Qadri Associated PressNueva Delhi. Bajo un puente. Un grupo de chavales están sentados sobre una especie de lona. Dos adultos escriben en dos pizarras pintadas en un muro. Sí, aunque parezca mentira, es una escuela, una escuela en un lugar tan insospechado e impropio como este.

Es una de las imágenes que nos deja 2013, una de las más de 200 instantáneas que el Wall Street Journal recoge en una galería gráfica interactiva. Os hablo de un auténtico paseo visual por los acontecimientos históricos de estos últimos once meses pero también por historias anónimas, dramas cotidianos, costumbres exóticas, o incluso por anécdotas banales que han tenido lugar a lo largo y ancho del planeta.

El espectro es muy amplio, sin duda, y permite acercarnos como pocas veces la abigarrada realidad del mundo actual de una forma tan contundente y directa como lo hace la fotografía. Cada imagen viene acompañada además de un pequeño texto que nos introduce en el escenario y trasfondo de la noticia. Así nos enteramos de que uno de los adultos que hace de profesor bajo ese puente de Nueva Delhi es en realidad propietario de una tienda y de que carece de formación profesional.

También conocemos la historia de Yeung Ying Biu, que vive dentro de una jaula de 1,5 metros cuadrados como otras 100.000 personas en Hong Kong, o de un joven que se sostiene de un cable de electricidad tras desbordarse el Ganges.

Incendio en California por Noah Berger - European Pressphoto AgencyNos sorprende una vez más la belleza de la naturaleza en la caravana de camellos por las dunas en el desierto de Xiangshawan en China, o incluso en el incendio de un bosque en California, aunque cueste de creer. Destacan también acontecimientos aparentemente triviales como el paso de un avión frente a una ‘superluna’ en Manhattan o una piscina abarrotada por adultos y niños en un parque acuático en China.

España se cuela en esta galería de imágenes con cuatro momentos: el accidente ferroviario de Santiago, la cadena humana de la Diada, la tradición del paso del ganado trashumante por el centro de Madrid o la gran protagonista una vez más de este año: la crisis económica, con la imagen de una mujer que cuenta sus monedas en un mercado de la capital.

Una mujer cuenta sus monedas, por Daniel Ochoa de Olza - Associated PressY todo este viaje fotográfico se puede realizar al gusto del consumidor, que por algo es interactivo: bien por meses ya que las fotografías están ordenadas por la fecha en que fueron tomadas, bien por categorías – hay seis: experiencia humana, naturaleza, curiosidades, personas en peligro, deportes, noticias importantes -, bien por “favoritos” – el usuario puede puntuar las imágenes y estas se clasifican según su puntuación – o bien por región. En este sentido hay un mapa del mundo en la misma portada con los lugares de los que proceden las imágenes y en el que puedes escoger la región que más te interesa.

Así pues, la galería gráfica interactiva de 2013 del Wall Street Journal supone una buena oportunidad para echar la vista atrás, recordar los acontecimientos vividos, conocer aquellos otros que se han perdido en el ruido mediático de esta sociedad sobreinformada o simplemente dejarse llevar por el poder evocador de algunas de estas imágenes. ¡No os la perdáis!